Close

Gallegos, Fabiana

Lugar y año de nacimiento | Río Gallegos, Santa Cruz, Argentina. 1987

Lugar de trabajo: CABA, Argentina

Formación

Formación artística general: En el 2007 inicié la carrera de Dirección Cinematográfica en la Universidad del Cine. Allí conocí a Jorge La Ferla y Gabriel Boschi, quienes fueron mis primeros mentores. También entre en contacto con Mariela Cantú, Paulo Pécora, Gabriela Golder, entre muchxs otrxs. A partir del año siguiente comencé a investigar, programar y enseñar sobre audiovisual experimental.
2014 comencé la Maestría en Estética y Tecnología de las Artes Electrónicas en la Universidad Nacional de Tres de Febrero, allí me vinculé con muchxs otrxs artistxs e inicié un camino más certero sobre mi práctica artística. Marcela Andina fue una persona fundamental porque siempre me dió espacios para mostrar mis proyectos artísticos y me fomentó desarrollarlos.

Gallegos

Presente

Realización, Edición/Posproducción, VJ

Temas de interés: Identidad / Género/ Apropiación/ Participatividad/ Colectividad

Aún hoy las mujeres y disidencias seguimos atravesando una clara desigualdad en términos de cupo en festivales, muestras y exhibiciones. Si bien es algo evidente todavía estamos en un proceso de cambio que llevará bastante tiempo. Suele pasar mucho que por comodidad, vagancia, ignorancia o falta de curiosidad muchas programaciones y curadurías están conformadas por hombres sis, como si el criterio conceptual y estética estuviese por arriba del cupo y de la perspectiva de género. Si no se encuentran eso trabajos que encajan en dichos criterios, corresponde seguir buscando, seguir preguntando e investigando, por algo no están tan servidos y visibilizados los trabajos de mujeres y disidencias. Los procesos de descolonización, despatriarcalización y descentralización, no fueron los cimientos sobre los que se articularon las historiografías y genealogías que nos enseñaron. Hay que exigir y resistir en esa lucha, visibilizar lo históricamente ocultado y elidido no es un camino simple y cómodo, pero es el primer derecho y criterio que debemos tener, antes de toda conceptualización, propuesta estética, poética o imaginario artístico que se desee exhibir. Lamentablemente nuestro trabajo en este presente es doble o triple ya que, además de ser disidencias, por lo cual la realidad nos cuesta más por razones obvias, tenemos que trabajar para seguir hechando luz a las desigualdades. El patriarcado no se va a caer, lo tenemos que tirar a fuerza de trabajo y unión.

Inicios en el audiovisual

En el 2007 comencé a realizar cortometrajes mientras estudiaba dirección de cine. A la par de producir cortometrajes más ficcionales y en formato monocanal, entré en contacto con el audiovisual experimental. Conocí un mundo de sonidos e imágenes en movimiento que se corrían del cánon y me deslumbraron de tal manera que no hubo retorno. Empecé a estudiarlas, a investigar, a programar ciclos, dictar clases, cursos, etc. Se me abrió un campo mucho más expandido, errático, monstruoso, híbrido, transdisciplinar y plástico del audiovisual que me apasionó y que no tenía límites. En el 2014, me puse a estudiar artes electrónicas para entender mejor la imagen digital y las potencialidades de estas artes. Lo que comenzó como un simple estudio me llevó a comenzar a desarrollarme como artista y producir obras instalativas, performances y demás producciones en las que siempre incorporé de una u otra manera al audiovisual. Me interesa cruzar las imágenes en movimiento con otras disciplinas, experimentar, jugar e invitar a otres a participar, producir sin un objetivo muy claro, sin muchas pretensiones de producción que me permitan disfrutar del proceso, de la búsqueda de sincronismos entre los elementos. Asociaciones para nada racionales, quizás más sensibles, plásticas y también conceptuales.

Influencias

En el 2006 realicé un viaje a Alemania antes de comenzar mis estudios, en el que tuve la suerte de que un amigo artista alemán me llevará a muestras, museos, galerías y me invitara a hacer obras con él. Para mí todo era muy nuevo porque en mí casa no me habían fomentado la práctica artística. No obstante, a mis 17 años quedé seleccionada para exhibir una escultura en una convocatoria del Ministerio de Cultura que me había llegado a través de un volante. Sin tener noción de nada la hice y me eligieron.
Al año siguiente en primer año empaticé inmediatamente con la materia Introducción a las Técnicas Audiovisuales (materia de la que formé parte del plantel docente por una década) cuyo titular era Jorge La Ferla y dictaba las clases junto a Gabriel Boschi y Mariela Cantú. Me deslumbró conocer producciones, que no sean meros cortometrajes o largometrajes, no era estrictamente cine, eran obras audiovisuales, experimentales, videoarte, instalaciones, video performance, net-art. Además, casualmente había conocido algunas de esas obras un año antes en mi viaje a Alemania, obras de Yoko Ono, Nam June Paik. No obstante me dediqué más a la docencia, curaduría, investigación y programación. Recién al estudiar Artes Electrónicas y por el fuerte énfasis en la producción de obras que tiene la carrera, comencé “per forza” a realizar piezas artísticas y desde allí sume una veta más artística, híbrida y transmedial a mí carrera.

“Zelfportret470” muestra grupal en Museo Siglo XXI (Zapadores, Ciudad del Arte, Madrid)

Fase 6.0/9.0/10.0 Arte + Ciencia + Tecnología 

“Imágenes asediadas” muestra grupal en el Museo del Cine 

“Que arda nuestro patriarcado” en Matienschön del Club Cultural Matienzo 

Centro Cultural Recoleta “Esto (no) es solo para decir” con el Colectivo Arkhé.